viernes, 1 de enero de 2010

CANILLAS DE ACEITUNO

Canillas de Aceituno es un municipio de la provincia de Málaga (Andalucía-España), con unos 2160 habitantes, aproximadamente.
Pertenece a la comarca de la Axarquía, y se encuentra a 524 m. sobre el nivel del mar, al pie de la Sierra Tejeda.
 
Su nombre viene del vocablo latino Cann-illae (zona de cañaverales) y más tarde de Azeituni (seda tejida y teñida).
Un municipio donde vivieron fenicios y romanos, pero las primeras noticias que tenemos es de la época árabe.
Se sabe que perteneció al reino de Granada.
Tiene una fuerte unión con el pueblo de Andújar (Jaén). Se supone que familias de este municipio llegaron al municipio de Canillas de Aceituno, y de ahí la veneración que se tiene de la Virgen de la Cabeza, que es su patrona, igual que es la patrona de Andújar (Jaén).
Este municipio, es de calles estrechas


de arquitectura árabe, con casas impecablemente encaladas,






arcos mudéjares y maravillosos rincones de flores.
Su parte alta es un balcón natural.




Atardecer en Canillas de Aceituno, 8 de agosto de 2009

Vistas desde las callecitas que llegan a lo alto del pueblo, que sirve de mirador.


gentilicio: canilleros
Experiencia personal: Llegamos a Canillas de Aceituno el 8 de agosto, de 2009, para asistir al concierto de Fin de Curso de la discográfica "Bahía Records" (http://www.youtube.com/watch?v=H1xbJYgXNAU) donde está Laura dando clases.
Llegamos por la tarde, y ya oscureciendo, mientras se preparaba el concierto, se arreglaban los y las artistas, mientras se preparaban los equipos de música y de video, y mientras la plaza se llenaba de gente ávida de escuchar bellas voces, subí por unas callecitas estrechas, sin saber lo que me iba a encontrar.
Me sorprendía a cada paso que daba, porque me estaba encontrando con unas calles muy estrechas, de casas muy blancas, encaladas, con muchos balcones y rincones con flores de todos los colores.
Al final llegué hasta un mirador, donde me quedé embelesada viendo el pueblo desde arriba, sus tejados, y un sol que se estaba ocultando, dándole una luz especial al pueblo, y a la vez, encendiéndose las luces de la fiesta.
Fueron sólo 5 horas, pero muy intensas.

3 comentarios:

Jorge dijo...

Con tan bonitos comentarios y tan bellas fotografías....puede uno, a miles de kilómetros, conocer y sentir Canillas de Aceituno...
Gracias por el paseo.
Jorge

Mila dijo...

En Canillas de Aceituno, el tiempo transcurre de distinta manera, la gente nunca tiene prisa, siempre tiene tiempo para interesarse por tí, una palabra amable..., un ¿cómo estás? y ¿tu familia?...
Cuando estás allí, sientes en sus calles y ves en sus gentes los siglos,¡como si nunca hubieran pasado!pero al mismo tiempo puedes percibir toda su sabiduría...¡Soy una enamorada de Canillas! ¡Hay que vivirlo!

kesito dijo...

Yo también conozco este pueblecito y me enamoré de él, es precioso y, su gastronomía es buenísima...su aceite su pan, sus gente...
Un abrazo a todos los canilleros.