viernes, 15 de enero de 2010

LUCENA (CÓRDOBA)

Lucena (Córdoba) es un municipio de la provincia de Córdoba, Andalucía, España. Situada a 71 kilómetros al sur de la capital de la provincia de Córdoba.
Su nombre proviene de Eli Hosanna (del hebrero..."Dios nos salve"). Fue llamada así por los judíos, mientras los musulmanes la llamaban Al Yussana.
Otros piensan que su origen es más antiguo.
Durante la Edad Media fue conocida por nombres tan bellos como: "La Perla de Sefarad" y "La ciudad de la poesía".
Parece ser que Lucena es el pueblo de España que contiene más olivos en todo su término municipal.
egún el Instituto de Estadística de Andalucía en 2011 contaba con 42.560 habitantes, aunque en jornada laboral puede subir a 2.000 más, por las poblaciones vecinas, llegando a ser la localidad con más habitantes de la provincia de Córdoba, después de la capital y motor industrial de la comarca de la Subbética y del centro de Andalucía, junto a Antequera.
Lucena estuvo entre las 10 poblaciones más industriales de Andalucía en 2009. ("datos actualizados y enviados por un lucentino").

Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena:
Situado en el Castillo del Moral, edificio civil militar del siglo XIV.
Funciona como una  mirada al espejo del pasado, a la vida, a la cultura, y a nuestra propia identidad personal y colectiva.
Consta de 10 salas, abarcando desde la evolución de la tierra, hasta la actualidad.
La Cueva del Ángel (Guión)
 Se encuentra en la galería oeste del Castillo. Recrea la vida y el medio ambiente de neandertales y preneandertales, en el yacimiento de la Cueva del Ángel, en la Sierra Aras.

 Se recrean los espacios de la cueva donde una mujer neandertal aviva el fuego y un tallador confecciona un hacha de madera.



Torre del Moral :

Ubicado junto al Coso, antigua plaza situada fuera de sus murallas, es Monumento Histórico Nacional. Su parte más antigua, la correspondiente a su parte central, fue edificada probablemente en el siglo XI durante la época judía de la ciudad. La fábrica es de planta cuadrada con torres en las esquinas. Entre estas últimas destaca la torre del Moral, de planta octogonal y que conserva su cubierta barroca.

Parroquia de San Mateo:
Está considerada como una pequeña catedral, y es una de las iglesias más bellas y antiguas de la provincia de Córdoba.
En su emplazamiento seguramente se halló la sinagoga y luego la mezquita, aunque fue adaptada al culto cristiano en 1.240.





De cánones artísticos
gótico-mudéjar y renacentista.

La portada de San Miguel es de 1544, de transición del gótico al renacimiento.
Iglesia Conventual de la Madre de Dios (San Francisco)
Fundada en 1.558, y posteriormente reformada en 1.620. Presenta una sencilla portada manierista.
Está construida sobre una vieja ermita medieval y se realizó sobre trazas del alarife (arquitecto o maestro de obras) malagueño Fco. de Lucena.
Con planta de cruz latina, y luminosa cúpula sobre el crucero. Su fachada es un paramento de ladrillo.

Iglesia Parroquial de Santiago:
Templo gótico-mudéjar del siglo XVI. Declarada Monumento Histórico Nacional
El acceso a la iglesia se hace mediante un arco rebajado, decorado con veneras y jambas constituidas por pilares compuestos. En la portada se situa una imagen de Santiago.

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen:
Enclavada en un altozano sobre el típico barrio de la Barrera, fue templo conventual de la Orden de carmelitas Descalzas.
Construída en 1.630 siguiendo las pautas artísticas carmelitanas en boga, dentro de un severo estilo barroco purista.  Es un claro ejemplo de la evolución arquitectónica del manierismo al barroco y de la notable influencia de lo herreriano en la arquitectura de la primera mitad del siglo XVII.  
  Arquitectura Civil:
Casas de rancio abolengo, solariegas, de estilo barroco.
Casas noables, destacan ventanas y balcones de la arquitectura popular. Ejemplos:
Casa de los Recio Chacón, Casa de los Rico de Duende, Casa de los Condes de Hust.





.








 












gentilicio: Lucentino/a
Experiencia personal:
De nuevo, la visita a este pueblo de la provincia de Córdoba, se produjo en los primeros días del mes de septiembre, cuando fuimos a Mollina con Laura para participar en el I Certamen de Jóvenes Artistas de Calle".
Una mañana, igual de soleada que el día anterior, nos acercamos a conocer parte de este pueblo.
Pequeña muestra de la impresionante arquitectura de Lucena.
Lucena, una ciudad cordobesa bajo cuya blanca apariencia pocos sospechan que se oculta una historia extraordinaria: la historia de la perla de Sefarad. Allí estuvo la academia rabínica más importante del mundo judío entre los siglos IX al XII, preferentemente. Un jardín donde floreció la poesía y el estudio como sólo ocurrió después en Toledo.
____________________________________________________
Además de su arquitectura, Lucena cuenta con unos paisajes ecológicos, un entorno privilegiado, el cual hay que visitar, como son el Monte Aras y las lagunas Amargas, de los Jarales, el embalse de Malpasillo -el “lago de Andalucía”- y sus miradores.
PD.: Un lucentino nos aconsejo que visitemos el Castillo del Moral, la cueva del Ángel y el Palacio de los Condes de Santa Ana. También nos comenta que últimamente se ha modernizado mucho el pueblo, con autovías importantes para comunicarse por toda Andalucía. Y también, que gran parte del centro es peatonal, con lo cual será más fácil visitar sus preciosas calles.
Muchas gracias al lector "Anónimo" por estos apuntes. Evidentemente, con una visita de pocas horas, es imposible conocer este pueblo como se merece. Pero como me gustó tanto, quise hablar de él lo que descubrí.


domingo, 3 de enero de 2010

PLAYA DE PUNTA PALOMA (Tarifa)

Hoy hemos tenido una sesión fotográfica, para la página web de Laura.
El fotógrafo decidió ir a una playa con arena fina, y nos desplazamos hasta una preciosa playa de Tarifa(Cádiz), que se llama Punta Paloma.
Después de muchos días de lluvia, días nublados, y días con frío y viento, amaneció un día claro y soleado.
 Un día precioso: No hacía frío, ni había viento, y el sol brillaba como ya no recordaba.

Punta Paloma:
Playa situada al sur de la península, en Tarifa -Cádiz-, a pocos kilómetros del pueblo.

Se extiende al pie de una gran duna, que se va formando a la derecha de la playa con la ayuda de los vientos de levante.

Sus arenas son muy claras y finas, de grano dorado; y sus aguas muy azules y transparentes y de poca profundidad.

Es una playa enorme, casi salvaje. Suele hacer bastante viento, y se practica deportes de vela, y sobre todo el windsurf. También se puede bucear, y dar unos románticos paseos a caballo.

Desde esta playa se puede ver las costas africanas de Marruecos.

¡ah, encontré mi caracola...!
(http://lacaracoladulzona.blogspot.com/)



mientras el sol acaricia tímidamente el agua cristalina, la sesión fotográfica continua.

Abre los brazos, siente el calor del sol, el aire fresco de la mañana.
Pasea, sueña.
Respira

La playa de Punta Paloma, al igual que las playas cercanas, es una playa natural, sin urbanizar. De vegetación mediterránea: pinos, retamas, enebros...
Playas con formaciones kársticas marinas importantes.

.



Playas con grandes dunas, al lado de un gran pinar.

En definitiva, un entorno natural privilegiado



Experiencia personal:
Una jornada maravillosa. No pensamos que después de tantos días de lluvia y de mal tiempo, podríamos tener la suerte de encontrarnos un día así. Mucho mejor porque Laura tenía que estar con ropa de verano, y podía pasar frío.
Pero como dije al principio, el día fue perfecto en cuanto a temperatura: soleado, sin viento. Hasta el agua estaba calentita.
Una playa maravillosa. Conocía un poco las playas de Cádiz, por nuestro viaje a Sanlúcar. Pero éstas me impresionaron aún más. Es todo tan salvaje (raro en estos tiempos), que parece que nadie ha pasado por allí.
 Esa convivencia entre el agua, las dunas y la vegetación es perfecta.
Fue un día muy intenso, muy bonito. Una experiencia inolvidable. Un día irrepetible.
No podía parar de hacer fotos. Aquí dejo sólo una pequeña muestra.











Anécdota:
Nuestra prima Reme, la hermana del fotógrafo, Juven, se trajo a su perro, Franco...
¡qué lío de nombres!, jajajajjaja.
Bueno, a lo que iba: Que Reme se trajo a Franco, que yo le dije que era muy feo. Y luego, ¡mira tú por dónde!, me encariñé con él, y hasta me parecía simpático... Como que le hice muchas fotos, y encima, el chucho, era hasta fotogénico, jajajaja. Pues sí, se le coge cariño a los animales. Él lo pasó de escándalo, y los demás también, de verlo a él.







viernes, 1 de enero de 2010

CANILLAS DE ACEITUNO

Canillas de Aceituno es un municipio de la provincia de Málaga (Andalucía-España), con unos 2160 habitantes, aproximadamente.
Pertenece a la comarca de la Axarquía, y se encuentra a 524 m. sobre el nivel del mar, al pie de la Sierra Tejeda.
 
Su nombre viene del vocablo latino Cann-illae (zona de cañaverales) y más tarde de Azeituni (seda tejida y teñida).
Un municipio donde vivieron fenicios y romanos, pero las primeras noticias que tenemos es de la época árabe.
Se sabe que perteneció al reino de Granada.
Tiene una fuerte unión con el pueblo de Andújar (Jaén). Se supone que familias de este municipio llegaron al municipio de Canillas de Aceituno, y de ahí la veneración que se tiene de la Virgen de la Cabeza, que es su patrona, igual que es la patrona de Andújar (Jaén).
Este municipio, es de calles estrechas


de arquitectura árabe, con casas impecablemente encaladas,






arcos mudéjares y maravillosos rincones de flores.
Su parte alta es un balcón natural.




Atardecer en Canillas de Aceituno, 8 de agosto de 2009

Vistas desde las callecitas que llegan a lo alto del pueblo, que sirve de mirador.


gentilicio: canilleros
Experiencia personal: Llegamos a Canillas de Aceituno el 8 de agosto, de 2009, para asistir al concierto de Fin de Curso de la discográfica "Bahía Records" (http://www.youtube.com/watch?v=H1xbJYgXNAU) donde está Laura dando clases.
Llegamos por la tarde, y ya oscureciendo, mientras se preparaba el concierto, se arreglaban los y las artistas, mientras se preparaban los equipos de música y de video, y mientras la plaza se llenaba de gente ávida de escuchar bellas voces, subí por unas callecitas estrechas, sin saber lo que me iba a encontrar.
Me sorprendía a cada paso que daba, porque me estaba encontrando con unas calles muy estrechas, de casas muy blancas, encaladas, con muchos balcones y rincones con flores de todos los colores.
Al final llegué hasta un mirador, donde me quedé embelesada viendo el pueblo desde arriba, sus tejados, y un sol que se estaba ocultando, dándole una luz especial al pueblo, y a la vez, encendiéndose las luces de la fiesta.
Fueron sólo 5 horas, pero muy intensas.